Parálisis ascendente.

Guillén Barré                               Clasificación: Virus


Par: Pineal – Bulbo raquídeo

Características:

Virus ARNPolirradículoneuropatía*, fatiga, baja de líbido, neuritis**. Parálisis ascendente y debilidad de los miembros y de los musculos respiratorios. Mareo, fatiga muscular, boca seca, disfunción erectil, piel pastosa. Muy contagioso. Paralisis de los tres centros respiratorios: Neumotáctico, inspiratorio y expiratorio.


La Polirradículoneuropatíaes una afección que ocurre en el 90% de los casos del síndrome de Guillén Barré, por lo que son casi sinónimos. Se caracteríza por inflamación del sistema nervioso, también se ha estudiado que hay afectaciones de la mielina que puede haberse causado por el mismo sistema inmune (macrófagos), por lo que hay un componente autoinmune en esta enfermedad.

Síntomas:
La parálisis ascendente consiste en el deterioro del sistema nervioso que produce debilidad muscular progresiva y simétrica, hormigueo, entumecimiento, dolor, calambres, en extremidades. Conforme avanza puede comprometer el funcionamiento del aparato digestivo (dificultad para deglutir) y la respiración, por lo que se puede requerir asistencia respiratoria mecánica. Después del periodo crítico la enfermedad remite léntamente (en meses); los síntomas pueden durar atenuados durante meses o años. El par biomagnético puede brindar mejoras desde el primer tratamiento y remitir en cuestión de días o semanas.
Puede ocurrir a cualquier edad, afecta una y media veces más a hombres que mujeres.
Se recomienda suministrar complementos del complejo B.

** Neuritis: es la inflamación de algún nervio acompañada de dolor a lo largo del nervio y atrofia muscular.

Causas: 
Los agentes patógenos como Campylobacter jejuni, Eipsten-barr, Citomegalovirus, Hemophilus influenza, Mycroplasma Pneumoniae. son los principales responsables de esta enfermedad. Otros agentes menos comunes pueden ser VIH-Sida, difteria, encefalitis, meningitis, botulismo, poliomielitis. Algunos factores detonantes pueden ser el haber recibido vacunación, o factores metabólicos hereditarios (Porfirias)

Compártelo.